Prensa •  22/01/2020

Corteva Agriscience comparte su visión sobre la utilización del dron para la protección de cultivos

Un seminario organizado en la ETSIA de la Universidad de Sevilla.

Sevilla, 22 de enero de 2020. El pasado viernes, 17 de enero, la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica (ETSIA) de la Universidad de Sevilla, acogió la celebración del seminario sobre la utilización del dron para la protección de cultivo, patrocinado por Cátedra Corteva, en el marco de las actividades del Máster en Agricultura Digital e Innovación Agroalimentaria.

El seminario abordó el papel del dron en la agricultura analizando dos áreas de aplicación diferenciadas: por una parte, su uso como herramienta en la investigación para la mejora de cultivos y, por otra, sus aplicaciones para la protección de cultivos, resaltando su potencial para la aplicación de fitosanitarios.  

Los drones como apoyo a la investigación: objetividad, repetibilidad y eficiencia.

Rogelio Marchetti, Senior Research Associate de Corteva Agriscience, abrió el seminario con su ponencia sobre la estrategia de la compañía para el uso de drones en investigación. La empresa ha integrado los drones en las actividades de investigación que llevan a cabo para la mejora vegetal con resultados excelentes en término de robustez de datos y eficiencia en la toma de los mismos, con los consecuentes beneficios para la compañía y para sus técnicos de campo.  Como señalaba Rogelio Marchetti, “los drones son hoy una herramienta de trabajo más para nuestros investigadores que valoran cómo les facilita su día a día, con menos tiempo de campo y en condiciones más cómodas para, finalmente, recopilar datos de más calidad”.

 

Athos, el dron aplicador: una historia de I+D colaborativo empresa-universidad.

A continuación, Jorge Martínez Guanter, Digital Agronomy Manager de la compañía, centró su ponencia en las aplicaciones de los drones en la agricultura y, en concreto, en su gran potencial en términos de seguridad y eficacia, para la protección de cultivos. A modo de ejemplo, expuso los resultados y conclusiones de uno de los primeros trabajos científicos en España sobre la evaluación de la pulverización con drones en cítricos y olivar.

La idea que dio lugar a esta investigación surge durante un curso de piloto de drones impartido por la Universidad de Sevilla a técnicos de la entonces división agrícola de DowDuPont, ahora Corteva Agriscience, que motivó una puesta en común empresa-universidad de las ventajas que podría aportar el uso de drones para la aplicación de fitosanitarios frente a la aplicación convencional:

  • alta flexibilidad y maniobrabilidad en campo,
  • mayor capacidad de aplicación precisa atendiendo a variabilidad espacial,
  • posibilidad de realizar vuelos estacionarios,
  • reducción de exposición a productos fitosanitarios y
  • no-generación de compactación.


Este fue el punto de partida para el trabajo de investigación y desarrollo que se llevó a cabo de forma conjunta empresa-universidad, atendiendo a las necesidades apuntadas por los técnicos de Corteva y que dio lugar al desarrollo del prototipo de dron aplicador ATHOS ( Aerial Treatments for High-Quality OrchardS), un sistema modular de pulverización de bajo coste, para aplicaciones de ultra-bajo volumen y adaptable a plataformas existentes.

Los resultados, que fueron publicados en la revista “Precision Agriculture”, confirmaron las ventajas técnicas validando la eficacia de este equipo. El análisis económico fue igualmente positivo, sin grandes diferencias entre el coste del tratamiento convencional y el tratamiento con ATHOS.


En definitiva, el estudio mostró que la pulverización localizada con drones se presenta como una alternativa eficiente frente al convencional pero, como apuntó Jorge Martínez: “la mayor barrera que existe hoy para el uso de estos equipos es la limitación regulatoria a la que nos atenemos. Legalmente, existe una equiparación del dron aplicador con la aplicación aérea usando aviones o helicópteros; es decir, el vuelo de drones aplicadores debe cumplir normas diseñadas para equipos que presentan características y riesgos completamente distintos.”

El seminario terminó con un intercambio de experiencias y opiniones sobre los usos, aplicaciones y barreras para el uso de los drones en agricultura entre los representantes de la compañía, los alumnos del Máster en Agricultura Digital e Innovación y demás asistentes al seminario.

Para la ETSIA fue un placer recibir a los representantes de Corteva Agriscience a los que agradecemos su participación e implicación en promover la transferencia de conocimiento entre universidad y sector privado a través de iniciativas como esta.