Agronomía

Trabajar con monitores de rendimiento antes de la cosecha

Tareas clave al calibrar el equipamiento:

·        Al recopilar las medidas de temperatura, asegúrese de que la cosechadora haya estado fuera a temperaturas normales de funcionamiento durante varias horas. Medir la cosechadora cuando haya estado en el cobertizo puede dar lugar a medidas más dispares que si hubiera estado bajo la luz solar directa.

·        Tome medidas de la temperatura cerca del sensor de humedad de la cosechadora. Dado que la temperatura tiene una repercusión directa en la humedad, la calibración es más precisa y, por tanto, también lo es la información que aparece en el monitor de agricultura de precisión.

·        Recopile calibraciones de humedad para cada tipo de grano. Tome una buena representación de la humedad del grano cosechado durante los lotes. Los niveles de humedad pueden variar con rapidez según las condiciones meteorológicas y de campo actuales. Esto, a su vez, puede influir enormemente en las mejores condiciones de la cosecha, el tiempo de secado y el momento en que el grano obtenga el mejor precio de venta.

·        Al calibrar el monitor según la velocidad de avance, establezca las condiciones de campo habituales y no de carretera o de vía fluvial. Si los neumáticos resbalan, la calibración puede ser imprecisa.

·        Coseche los lotes calibrados a diferentes velocidades de flujo. El rendimiento variará a lo largo del campo. Adaptar las tasas de flujo mejorará la precisión. Al calibrar los lotes, se recomienda utilizar lotes de entre 2.300 y 3.600 kilos. Esto ayuda a reducir la variabilidad con el exceso de grano que puede haber en la cosechadora.

·        Reúna los lotes en zonas del campo que estén bien representadas. Evite empezar con los lotes de calibración en hileras de giro, matojos de maleza o zonas que presenten grandes cambios topográficos en el campo. Las laderas y el suelo ondulante pueden afectar a los datos de los lotes de calibración por la forma en que el grano impacta en el sensor de flujo.

·        Se recomienda calibrar para cada tipo de grano cada año. La dinámica de la cosechadora cambia por el desgaste y puede influir en el resultado de los datos de rendimiento.

·        Cuando se lleven a cabo ensayos de investigación en la explotación o se cosechen campos con múltiples variedades, considere la posibilidad de crear un lote de calibración para cada tratamiento o variedad. Por ejemplo, calibre por separado el maíz normal y el maíz con alto contenido en aceite debido a las diferencias en el peso específico y las características de humedad del grano.

·        Calibre diferentes niveles de humedad según el tipo de grano. Por ejemplo, calibre de modo diferente para el maíz con menos del 22 % de humedad que para el maíz con más del 22 %.