Alfalfa

La alfalfa es un cultivo tradicional, extendido por toda España, con presencia quizá más acusada en los valles del Ebro y Duero, y en Andalucía.

Productos

Persistencia y calidad

La producción, la persistencia y la calidad

El éxito y la expansión del cultivo de la alfalfa se basan en su gran adaptabilidad a diferentes ambientes y a las interesantes características nutricionales del forraje. En particular, por la solubilidad de la proteína y la degradabilidad de la fibra, la alfalfa puede ser un componente importante en las dietas de vacas lecheras y aves de corral.


La presencia de la alfalfa en los planes de cultivo, por lo tanto, debe ser adecuadamente valorada por la identificación de la variedad adecuada para sembrar (a elegir en base a las características nutricionales) y acompañándola de las técnicas de cultivo adecuadas que puedan aumentar la capacidad de producción y la calidad . Con estos supuestos, la plantación de nuevas variedades de alfalfa para obtener un forraje de alta calidad y en grandes cantidades es un buena oportunidad para rentabilizar las explotaciones.


Pioneer ha desarrollado una gama de variedades de alfalfa específicamente para estos fines, con el objetivo de mejorar la nutrición del ganado. Los productos disponibles para la próxima temporada han sido seleccionados para maximizar la relación hoja/tallo, un tallo delgado y ser capaz de mantener las hojas a la base del tallo. Las variedades de alfalfa Pioneer también ofrecen grandes ventajas en términos de resistencia a la condiciones adversas (que son la principal causa de la disminución de plantas) y la resistencia al frío invernal.


Y finalmente, en las variedades de Pioneer nunca puede faltar el incremento de la productividad. Precisamente esto es lo que los agricultores que prueban estas variedades ponen de manifiesto: las variedades de Pioneer son sin duda superiores en términos de materia seca producida por año y por hectárea.

Microencapsulación

SEMILLAS Microencapsuladas

La microencapsulación se logra cubriendo la semilla con una capa compuesta de una mezcla de elementos minerales, de bacterias fijadoras de nitrógeno específicas para cada variedad y aditivos especiales. Este tratamiento también incluye carbonato de calcio, que se disuelve alrededor de la semilla, creando una zona alrededor de la semilla óptima para su desarrollo. Esto, junto con los otros elementos del tratamiento, da a las plantas jóvenes un fuerte vigor de nascencia, lo que le permite superar cualquier situación de estrés y expresar de inmediato todo el potencial productivo y cualitativo de la variedad.