Árboles cítricos

El papel crucial de los microorganismos de suelo para los cítricos

01.06.2023
Guardado como favorito. Ver tus contenidos favoritos Añade el contenido a favoritos
Algo no ha funcionado. Por favor, inténtalo de nuevo más tarde...

Los cítricos son ampliamente cultivados en todo el mundo debido a su valor nutricional, sabor refrescante y versatilidad en la cocina. El Levante español, con un clima mediterráneo privilegiado, ha sido reconocido durante siglos como una región fértil y productiva para este cultivo. Esta zona, que abarca provincias como Valencia, Murcia y Castellón, ha desarrollado una reputación destacada en la producción de naranjas, limones y mandarinas, con una calidad y sabor apreciados a nivel nacional e internacional.

Una adecuada fertilización es clave para el desarrollo del cultivo. Estas frutas jugosas y llenas de sabor requieren una nutrición equilibrada para su crecimiento óptimo, desarrollo saludable y la producción de frutos de calidad. Además, tienen demandas específicas de nutrientes para su crecimiento y producción fructífera. Los nutrientes esenciales para los cítricos incluyen nitrógeno (N), fósforo (P), potasio (K), calcio (Ca), magnesio (Mg) y micronutrientes como hierro (Fe), zinc (Zn) y manganeso (Mn). Estos nutrientes desempeñan un papel vital en la fotosíntesis, la formación de tejidos, el desarrollo de raíces, la resistencia a enfermedades y la calidad de los frutos. Una fertilización equilibrada y adecuada proporciona los nutrientes necesarios para mantener un crecimiento saludable de los árboles y la producción óptima de frutos.

 

El éxito de los cítricos no solo depende de los cuidados agronómicos tradicionales, sino también de la salud y diversidad que encontramos en el suelo.

 

Sin embargo, el éxito de los cítricos no solo depende de los cuidados agronómicos tradicionales, sino también de la salud y diversidad que encontramos en el suelo. Los microorganismos del suelo desempeñan un papel crucial en el desarrollo y la productividad del cultivo al influir en la nutrición de la planta y la mejora de la calidad de dicho suelo.

Los microorganismos de suelo, en particular las bacterias fijadoras de nitrógeno, desempeñan un papel esencial en la nutrición de los cítricos. Estas bacterias tienen la capacidad única de convertir el nitrógeno atmosférico en formas que las plantas pueden absorber y utilizar. El nitrógeno es un nutriente crucial para el crecimiento y desarrollo de los cítricos, y la fijación biológica del nitrógeno por parte de las bacterias del suelo ayuda a mantener niveles adecuados de este elemento. Además, las bacterias solubilizadoras de fosfato y potasio liberan estos nutrientes esenciales en formas fácilmente asimilables por las raíces de los cítricos, mejorando aún más su nutrición.

 

SullicaB es una formulación estable y equilibrada, con los porcentajes idóneos de cada una de las diferentes cepas de Bacillus que lo componen.

 

Corteva Agriscience ha querido contribuir al desarrollo de nuevas estrategias de fertilización para los citricultores con el diseño de SullicaB, un producto creado para optimizar los rendimientos de los cultivos vegetales, seleccionando cepas bacterianas del género Bacillus más activas en el suelo en base a su capacidad solubilizadora de fósforo y potasio, fijación de nitrógeno y producción de fitohormonas. SullicaB es una formulación estable y equilibrada, con los porcentajes idóneos de cada una de las diferentes cepas de Bacillus que lo componen, teniendo en cuenta sus funciones y beneficios en el suelo, así como su impacto en el desarrollo de las plantas.

Las diferentes cepas de Bacillus que componen SullicaB, son metabolizadoras de la materia orgánica del suelo, productoras de enzimas extracelulares y también de fitohormonas. Desde el momento que se aplican en el suelo y entran en contacto con la raíz, se activan, solubilizando los diferentes nutrientes bloqueados en el suelo (fósforo y potasio), fijando biológicamente nitrógeno y mineralizando el mismo, permitiendo así que las plantas tengan una absorción homogénea de macro y micronutrientes, lo que da lugar a un crecimiento equilibrado de las mismas. Además, liberan fitohormonas (AIA/Auxinas) las cuales estimulan el crecimiento de la raíz, incrementando el volumen de raíces finas, lo cual permite incrementar la absorción de agua y nutrientes de manera eficiente y, al mismo tiempo, dotar a la planta de un anclaje al suelo más firme y robusto.

 

Los microorganismos de SullicaB producen enzimas que ayudan a descomponer la materia orgánica, liberando nutrientes y mejorando la estructura del suelo.

 

A todos estos beneficios se suma una mejora de la estructura y calidad del suelo en el que se cultivan los cítricos. Los microorganismos de SullicaB producen enzimas que ayudan a descomponer la materia orgánica, liberando nutrientes y mejorando la estructura del suelo. Esto promueve una mejor retención de agua y una mayor permeabilidad, lo que facilita la absorción de nutrientes y el desarrollo saludable de las raíces de los cítricos. Además, la actividad microbiana de estas bacterias del suelo contribuye a la formación de agregados estables, lo que reduce la erosión y la compactación del suelo.

Corteva Agriscience ha logrado desempeñar con SullicaB un papel esencial en los cítricos al mejorar la nutrición vegetal y mejorar la calidad del suelo. La promoción de la salud bacteriana del suelo a través de prácticas agrícolas sostenibles, como el uso de fertilizantes orgánicos, la rotación de cultivos y el mantenimiento de una diversidad microbiana adecuada, puede maximizar los beneficios de estos microorganismos para los cultivos de cítricos. Al comprender y valorar la importancia del suelo, podemos fomentar un entorno agrícola más equilibrado y sostenible para el cultivo exitoso y la producción de cítricos de alta calidad.