Blog •  24.03.2023

Conociendo las características generales del cultivo del algodón

Guardado como favorito. Ver tus contenidos favoritos Añade el contenido a favoritos
Algo no ha funcionado. Por favor, inténtalo de nuevo más tarde...
Drones y cultivo de algodón
  • La nueva Política Agrícola Común 2023-2027 acaba de entrar en vigor con tres objetivos generales: el fomento de un sector agrícola inteligente que garantice la seguridad alimentaria a largo plazo; la protección del medioambiente, y el fortalecimiento del tejido socioeconómico en las zonas rurales.
  • Las tecnologías digitales son una parte fundamental de la innovación tecnológica, imprescindible para satisfacer los objetivos de la sostenibilidad económica, social y medioambiental, y aquí juegan un papel determinante las empresas con estabilidad, profundidad en el tiempo y buen soporte territorial para apoyar al desarrollo y futuro del sector.

El algodón es el cultivo más importante en obtención de fibra textil, además también se obtienen aceites que se usan en alimentación humana y animal. Su cultivo se extiende por todo el mundo. Siendo la India el principal productor seguido por China y EE.UU.

En España, desde los últimos 10 años, la superficie se ha mantenido estable alrededor de las 60.000 has. Estas se encuentran casi en exclusiva en Andalucía. Aportamos el 22% de la superficie de algodón de la Unión Europea, detrás de Grecia, que lidera el cultivo con una gran diferencia. El algodón producido en España se destina, principalmente, a la exportación.

Necesidades climáticas

El algodón es un cultivo sensible a las heladas y su desarrollo es muy susceptible a temperaturas extremas y excesivos vientos. Para asegurar una buena germinación, las temperaturas deben estar entre los 18 y 30°C. Por otra parte, cuanto mayor sea la temperatura del suelo mejor será el resultado de la siembra.

En cuanto a las precipitaciones, el mes anterior a la floración es el periodo más sensible a las sequias, por lo que será importante ajustar las dosis de riego. Sin embargo, durante la floración y la polinización un exceso de lluvias puede llegar a reducir la calidad de las fibras. En este cultivo la duración del día influye en la floración, siendo preferibles los días cortos.

El algodón tolera bien los suelos salinos. Aunque no es el caso con suelos ácidos o densos, que limitan la penetración de raíces. El rango de pH óptimo para el cultivo se encuentra entre 5,5 y 8.

Se requieren suelos profundos que tengan una buena retención de agua, siendo la textura arcillosa la más favorable. De esta manera se asegura que se mantiene la humedad durante todo el ciclo del cultivo.

Manejo de malas hierbas, plagas y enfermedades

Un buen control de las malas hierbas es crucial para sacar un buen rendimiento del cultivo, no solo por obtener una mayor producción, sino también por reducir al máximo las impurezas en cosecha. Gramíneas anuales y perennes, Amaranthus spp. (Bledo), Chenopodium album (Cenizo), Solanum nigrum (Tomatito), Xanthium strumarium (Cahillo), Centaurea cyanus (Azulejo), Polygonum spp. (Poligonáceas), Sinapis / Raphanus / Diplotaxis (Jaramagos) y otras hierbas de hoja ancha suelen ser las más comunes. Para un control eficaz y sostenible de las malas hierbas es importante y necesario hacer un uso adecuado de las materias activas actualmente disponibles en el mercado. Para ello, alternar el uso de herbicidas con modos de acción diferentes, así como establecer programas de control que garanticen tanto la eficacia como la gestión de malas hierbas resistentes. Actualmente ROKENYL® 50 junto con Fluometurón y Pendimentalina son los productos de referencia en la gestión de malas hierbas en el cultivo del algodón.

Usos del cultivo de algodón

Pese a la creencia predominante de que del cultivo del algodón sólo se obtiene fibra textil, este cultivo tiene muchos más usos, como los aceites vegetales. Estos aceites son los terceros aceites vegetales más producidos en EE.UU. después del aceite de soja y el de maíz. Además, este cultivo también se usa en nutrición animal como fuente de proteína e incluso en la fabricación de plásticos.

Desde Pioneer llevamos trabajando varios años para buscar las variedades que marquen la diferencia en el cultivo del algodón en España. Fruto de ese trabajo llegamos al mercado con la variedad PHY64 que destaca por su gran vigor y establecimiento del cultivo en condiciones adversas. Estamos tan seguros de la buena respuesta de nuestra variedad estrella, que desde este año la semilla de algodón está cubierta por el seguro de resiembra. Además, contamos con un equipo con gran experiencia en el cultivo que podrá asesorar al agricultor en cada fase.