Prensa •  25/11/2019

Tecnología e innovación, claves para lograr una agricultura sostenible según sector agroalimentario

  • - En el Foro Innovación para una Agricultura sostenible, promovido por Corteva Agriscience™, expertos clave del sector agroalimentario debatieron los retos y tendencias del sector para fomentar una agricultura respetuosa con el medioambiente, a la vez que rentable para los agricultores
  •  
  • - Antonio Bravo, director de Marketing de Protección de Cultivos para España y Portugal de Corteva Agriscience, Director de Marketing de Protección de Cultivos para Iberia en Corteva, resaltó el papel que juega la digitalización y tecnología desarrollada por la compañía, en la toma de decisiones por parte de los agricultores para ser más productivos y sostenibles
  •  
  • - Representantes de Asedas, AEONOR, Cooperativas Agroalimentarias de España, o UPA fueron algunos de los ponentes que completaron el panel de expertos del foro
Corteva Talks 2019 - 1
Corteva Talks 2019 - 1

Madrid, 25 de noviembre de 2019 Corteva Agriscience™, compañía líder en el sector agrícola en tecnología aplicada a semillas, protección de cultivos y agricultura digital, ha organizado el Foro “Innovación para una agricultura sostenible”, junto con Innovadores by Inndux.

Un encuentro entre profesionales del sector agroalimentario que ha abordado los grandes retos a los que se tienen que enfrentar la industria y las entidades para hacer frente a los efectos del cambio climático en la agricultura. Este debate reunió a expertos del sector de la talla de Felipe Medina, secretario General Técnico de Asedas (Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados); Juan Sagarna, director del departamento de Sostenibilidad, Calidad e Innovación de Cooperativas Agroalimentarias de España; David Verano, director de Industria Agroalimentaria y Distribución de Aenor y David Erice, responsable Técnico de UPA.

Corteva Agriscience, como única compañía cotizada del sector dedicada exclusivamente a agricultura en el mundo, ha explicado los retos y avances en materia de I+D+i con el objetivo de impulsar una agricultura sostenible en un entorno marcado por la demanda creciente de alimentos en el mundo y los efectos del cambio climático.

Antonio Bravo, director de Marketing de Protección de Cultivos para España y Portugal de Corteva Agriscience, ha resaltado el papel de la tecnología e innovación como palancas para asegurar el futuro de la sostenibilidad: “Hoy en día cuando hablamos de sostenibilidad estamos hablando de tecnología, pero hay que tener en cuenta que no empezamos de cero, la agricultura convencional ya ha sido capaz de desarrollar grandes avances en materia de sostenibilidad. Hoy la sociedad y las legislaciones nos exigen un poco más, y desde Corteva ofrecemos las herramientas a los agricultores para adaptarse a ello, y que sigan produciendo y contribuyendo del mismo modo que lo han hecho hasta ahora”.

Además, ha añadido “Existe la tendencia a pensar que la digitalización es la única herramienta para alcanzar una producción sostenible, pero no es lo único que se hace en materia de sostenibilidad. En Corteva ya usamos las últimas tecnologías que existen para ser capaces de producir de un modo más productivo, al final necesitamos producir más con menos y la tecnología va a ser capaz de proporcionar ese tipo de avances: tecnología de semillas, de nuevos productos, de nuevas formas de abonar. No solo existe la tecnología digital cuando hablamos de sostenibilidad o alternativas del futuro”.

En esta línea, Felipe Medina, secretario General Técnico de Asedas, ha coincidido con Bravo en su visión sobre el desarrollo existente en España en materia de sostenibilidad agroalimentaria desde hace tiempo: “En nuestro país contamos con un consumidor que está dando valor a ciertos atributos en los productos como la calidad, la conveniencia, la sostenibilidad o la proximidad, y es que el consumidor exige más compromiso por parte de las empresas y ahí es donde debemos estar nosotros, para adaptarnos a las demandas de la sociedad.  Al mismo tiempo, entre todos debemos trasladar, que esos cambios tecnológicos para ser cada día más sostenibles, requieren de años de investigación, inversión y que esta transición supone un coste para las empresas”.

Por su parte, Juan Sagarna, director del departamento de Sostenibilidad, Calidad e Innovación de Cooperativas Agroalimentarias de España, ha abordado la transformación tecnológica de las cooperativas para que estas sean más sostenibles: “Llevamos años trabajando en un proyecto que aglutina los intereses de cooperativas del sector de distintos países europeos con el objetivo de adaptarlas tecnológicamente introduciendo mejores técnicas de ahorro energético y el uso de energías renovables en sus procesos productivos, para que estos sean más sostenibles ”.

Para David Verano, director de Industria Agroalimentaria y Distribución de Aenor la certificación es importante de cara a generar confianza en el consumidor: “Es importante destacar que nos encontramos en el momento de mayor seguridad alimentaria, y el consumidor no lo sabe. El sector asume que no se han comunicado bien los avances y los pasos que se han dado en materia de alimentación y el consumidor no ha estado informado. Nosotros somos los responsables de esto y ahora nos toca trabajar para informar a la sociedad”, explicó.

La escasa labor de comunicación que se ha hecho por parte de todos los actores que forman la industria agroalimentaria ha sido uno de los temas principales que se han abordado en el debate. Y es que, pese a los avances en materia de innovación y sostenibilidad que se llevan a cabo en el sector agroalimentario, la percepción del consumidor no está alineada y existen grandes confusiones de base. En este sentido han puesto de relieve: “En España debemos estar orgullosos porque tenemos uno de los sistemas normativos más exigentes del mundo y el consumidor no lo sabe, y actualmente nos encontramos en el mejor momento en lo que tiene que ver con la seguridad alimentaria”.

Por último, David Erice, responsable Técnico de UPA, aludió al conocimiento y a la experiencia como herramientas clave para los agricultores: “Lo que hemos visto en UPA es que existen muchas otras medidas desde el punto de vista del manejo que permiten avanzar en el campo de la sostenibilidad, no solo la digitalización, que llevan mucho conocimiento detrás, y a la hora de ponerlas en marcha, simplemente es necesario el conocimiento del agricultor y adaptar la práctica. Con una sola semilla se le está ofreciendo al agricultor una tecnología importantísima pero el hecho de saber usar una u otra dependiendo de la extensión o la geografía, a veces es más importante”. En este sentido, los agricultores se han ido adaptando a los cambios y ahora entienden que esas nuevas condiciones provienen de medidas de adaptación al cambio climático”.

Corteva Talks 2019 - 2
Corteva Talks 2019 - 2

De izquierda a derecha: David Erice, responsable Técnico de UPA; Felipe Medina, secretario General Técnico de Asedas; Antonio Bravo, responsable de semillas de Corteva España y Portugal; David Verano, director de Industria Agroalimentaria y Distribución de Aenor y Juan Sagarna, director del departamento de Sostenibilidad, Calidad e Innovación de Cooperativas Agroalimentarias de España

 

El campo español a la cabeza en sostenibilidad

Corteva trabaja desde hace años mano a mano con los agricultores para conseguir el equilibrio entre una producción rentable, la conservación de los recursos naturales y la protección medioambiental. “La digitalización es un fenómeno imparable en todos los sectores y en Corteva ya llevamos años adaptándonos y desarrollando las herramientas que esta nos ofrece. Pero lo que realmente nos importa es que la tecnología que ponemos en manos del agricultor a través de nuestro servicio agronómico, le haga tomar mejores decisiones con soluciones concretas sobre el campo, y le permita ser más rentable, productivo y sostenible a la vez”, añadió Bravo.

Los ponentes concluyeron en la necesidad de centrar los esfuerzos en comunicar de manera responsable y alineada por parte de todos los agentes público-privados del sector agroalimentario, para generar confianza en el consumidor.