Blog •  27/5/2022

Poner alas al campo

Por: Rebeca Adalia, Periodista 
Guardado como favorito. Ver tus contenidos favoritos Añade el contenido a favoritos
Algo no ha funcionado. Por favor, inténtalo de nuevo más tarde...
Dron en pleno rendimiento sobre un cultivo
  • La empresa Baltor, premiada por el Programa Puebla de Corteva Agriscience, apuesta por la utilización de drones en el campo para exterminar las plagas y la despoblación.
  • Miguel Ángel López y Rubén Morán, dos jóvenes pilotos que se conocieron cuando fueron pilotos en el ejercito del aire, de León y Cáceres respectivamente, conocen de cerca el mundo de la agricultura y han querido apostar por las nuevas tecnologías para generar empleo ayudar en el proceso de innovación en el tratamiento de los cultivos.

Doce años de experiencia en el campo de la aeronáutica. Un linaje familiar vinculado a la agricultura. Y cientos de horas de esfuerzo, trabajo y empeño. Así nace Baltor, una empresa creada a partir de la fusión de dos mundos; la agricultura y la aviación, que ha obtenido uno de los proyectos ganadores del programa "Puebla" que desarrollan Corteva Agriscience y la Alianza por una Agricultura Sostenible (Alas).

Esta iniciativa empresarial que aúna el campo con la aeronáutica nace del talento de sus creadores y asesores de equipo, Miguel Ángel López y Rubén Morán, dos jóvenes pilotos que han apostado por las nuevas tecnologías mediante el uso de drones para cuidar los campos de cultivo y mejorar el rendimiento de la tierra.

El proyecto creado por estos compañeros de trabajo ha germinado tras varios años de experiencia como pilotos en el ejército del aire manejando aviones de combate, y después de muchas horas invertidas en investigación sobre la implantación de los drones en el terruño.

Han sido la pasión por la aeronáutica y sus orígenes rurales -Miguel Ángel procede de Santa María de la Isla (León) y Rubén Morán de Riolobos (Cáceres)- los puntos en común que encontraron estos dos pilotos para apostar por el uso de drones para aplicar fitosanitarios, fertilizantes y estimulantes a todo tipo de cultivos.

Rubén Morán y Miguel Ángel López, asesores del equipo Baltor
Rubén Morán y Miguel Ángel López, asesores del equipo Baltor
Rubén Morán y Miguel Ángel López, asesores del equipo Baltor
Rubén Morán y Miguel Ángel López, asesores del equipo Baltor

Los drones de Baltor no están orientados a sustituir la maquinaria agrícola tradicional, sino que aportan ventajas que les pueden convertir en un complemento muy útil para los profesionales del sector. “Gracias a la utilización del dron podemos acceder a cultivos más altos, además de reducir la cantidad de caldo que se utiliza sobre el cultivo. También evitamos dañar la tierra ya que el acceso se hace por el aire y así los daños de las ruedas de la maquinaria son inexistentes”, explica Miguel Ángel.

Otra de las ventajas que aporta el uso de drones es la precisión. Gracias a la funcionalidad del GPS logran tratamientos localizados sobre el cultivo a menos de dos metros de altura y mejoran de esta manera la dispersión de los métodos tradicionales reduciendo la deriva. Además, la efectividad es igual para todo tipo de cultivos y se puede operar en cualquier tipo terreno como valles, laderas, o incluso terrenos encharcados inaccesibles para la maquinaria.

El trabajo de evangelización no ha sido fácil. Los asesores de Baltor explican que no pretenden sustituir ningún medio actual con este proyecto y que, aunque a veces en el medio rural es difícil implementar el uso de las nuevas tecnologías, han logrado romper esa barrera a través de demostraciones in situ con los agricultores, las cooperativas y las empresas de distribución. “De esta manera pueden comprobar la eficacia del uso de los drones sobre el terreno. Desde cómo se carga el producto y cómo planificamos la operación, hasta la demostración de cómo caen las gotas a la hoja del cultivo”, apunta Rubén.

A pesar de que la empresa ya cuenta con cierta estabilidad, reconocen que aún hay trabas que les dificultan su trabajo diario. La normativa sobre el uso de drones aún no está regulada para su uso en la agricultura, y por ello continuamente deben solicitar permisos para la ejecución de esos vuelos como si se tratase del vuelo de una avioneta. Desde Baltor anhelan que la modificación de esa regulación sea próxima en el tiempo.

Preparación antes del vuelo con el dron
Preparación antes del vuelo con el dron
Preparación antes del vuelo con el dron
Preparación antes del vuelo con el dron

Fumigar la despoblación

Miguel Ángel y Rubén saben muy bien lo que se siente en esas zonas rurales de la España Vaciada, pues han crecido entre los campos castellanos, leoneses y extremeños. Por eso, en la apuesta de este proyecto, tenían claro que uno de sus objetivos era la dinamización del medio rural. Han creado de la nada una empresa de carácter familiar integrada por sus mujeres y dos equipos de operadores formados por un piloto de dron y un asistente de piloto en cada una de las comunidades. “Nuestro objetivo es poder crecer para crear empleo en la zona”, explica Miguel Ángel.

Para ello, desde Baltor apuestan tanto por los canales de comercialización actuales como su web www.baltor.es y redes sociales, además del boca a boca de cada uno de los usuarios que han contratado sus servicios. “Nosotros enseñamos todos los trabajos que realizamos en nuestras redes sociales y así también ayudamos a dinamizar las zonas en las que trabajamos”, concluye Miguel Ángel.

Uno de los drones haciendo una demostración sobre el cultivo
Uno de los drones haciendo una demostración sobre el cultivo
Uno de los drones haciendo una demostración sobre el cultivo
Uno de los drones haciendo una demostración sobre el cultivo

Sembrar sobre el cultivo

Además del uso de los drones para evitar las plagas sobre los cultivos, desde Baltor trabajan también en la siembra de cubierta vegetal. Antes de la recogida de la siembra, sin retirar los sistemas de riego y con el fin de conservar los nutrientes de la tierra realizan esta novedosa técnica que permite acceder al tratamiento de la tierra cuando la maquinaria no puede pisar el terreno y así se reducir el lavado de nitrato. De esta manera el impacto económico que tiene en el sector el uso de la digitalización es fundamental. Se reducen los tiempos de espera y ejecución, además de los costes.

Formación

En la actualidad, desde Baltor han abierto un nuevo horizonte sobre el que trabajar: la formación. Aprovechando que Miguel Ángel y Rubén son expertos en el manejo de los drones, han creado un campus virtual con la finalidad de ofrecer estos conocimientos tan específicos a aquellos agricultores que estén interesados en el uso de drones sobres sus cultivos, para que obtengan el Certificado de Piloto de UAS acorde a la normativa de AESA. De esta manera, guían el aprendizaje a través de clases teóricas y practicas para que cada vez que necesiten contratar a algún operador de dron recurran a las personas que hayan sido formadas bajo sus directrices.

Desde Baltor también realizan una labor de asesoramiento a aquellas personas que adquieran un dron y les explican los pasos a seguir para la obtención de los permisos necesarios para cumplir con las normativas.

Descubre más sobre Programa Puebla AQUÍ.

La Firma Invitada

Rebeca Adalia

Periodista Agroalimentaria

CortevaTalks

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Mantente al día de las últimas novedades junto a la voz de expertos y referentes del sector, totalmente gratis para ti.

SUSCRÍBETE