1/11/2018

Corteva Agriscience patrocina Datagri 2018

Más de 1.500 profesionales del sector agroalimentario se han dado cita en Datagri 2018, el foro de referencia sobre transformación digital, donde han analizado el presente y el futuro de la agricultura 4.0  

Durante los días 26 y 27 de noviembre, Datagri 2018 ha reunido en Córdoba a los principales impulsores de la transformación digital del sector agroalimentario que han debatido, junto con los más de 1.500 profesionales del sector que han acudido al encuentro, acerca del presente y el futuro de la agricultura 4.0. Un desafío que Corteva AgriscienceTM ha definido como la mayor revolución que ha sufrido el sector agrícola en toda su historia.

 

 

Escenario con personas hablando

“No podemos ni llegar a imaginar hoy cómo va a ser la labor del agricultor dentro de unas décadas”, ha declarado Francisco Morell, director de Agronomía Digital de Corteva AgriscienceTM. “Estamos ya inmersos en los comienzos de una transformación radical que está llamada a dar un giro de 180º a la manera de trabajar en el campo, sus procesos y su relación con el entorno. La revolución ha comenzado y ya no hay vuelta atrás”.

La primera jornada de Datagri ha contado con la presencia de representantes de la administración al más alto nivel, además de un buen número de expertos en el sector y portavoces de las principales empresas punteras en agricultura digital quien abordaron el papel de la innovación en la agricultura y el uso de datos en distintas charla y mesas redondas.

Varias personas

Por su parte, el segundo día se ha planteado como una jornada de campo en la que las empresas participantes expusieron sus productos -aplicaciones y software- y llevaron a cabo completas exposiciones con demostraciones y aplicaciones prácticas de las últimas tecnologías aplicadas en la agricultura.

Corteva AgriscienceTM, ha participado en este importante encuentro como patrocinador y ponente. Y es que la agricultura digital no sólo está enfocada en optimizar los recursos del agricultor y estimular el crecimiento económico al incrementar la competitividad del sector a todos los niveles, sino también en actuar como garante y salvaguarda del medioambiente. La relación es directa: las herramientas digitales contribuyen a la máxima sostenible de producir más con menos, lo que revierte de manera inmediata en la protección medioambiental.