Manejo de malas hierbas en el cereal de invierno

Por: Borja Clemente Cruz, Responsable departamento IFS (R&D) para crop protection en Iberia

El control de malas hierbas en los cereales de invierno es uno de los trabajos más importantes que se realizan sobre el cultivo y que impactan directamente sobre la cosecha, además, es una de las prácticas agrícolas donde los agricultores invierten más recursos. Se estima que el 28% de los gastos del cultivo se destinan al control de malas hierbas, siendo los herbicidas el principal método de control.

El control de malas hierbas en los cereales de invierno es uno de los trabajos más importantes que se realizan sobre el cultivo y que impactan directamente sobre la cosecha, además, es una de las prácticas agrícolas donde los agricultores invierten más recursos. Se estima que el 28% de los gastos del cultivo se destinan al control de malas hierbas, siendo los herbicidas el principal método de control.

Las malas hierbas compiten con el cultivo por espacio, nutrientes, agua y luz. Ocasionan diversos e importantes daños en el cultivo, como por ejemplo, merman, contaminan y dificultan la cosecha; reducen la calidad del grano; encaman el cultivo; perjudican la calidad del forraje o pienso; sirven de huésped para hongos e insectos; e incluso pueden producir sustancias alergénicas.

Debemos diferenciar dos grupos de malas hierbas, las monocotiledóneas (conocidas como hierbas de hoja estrecha) y las dicotiledóneas (conocidas como hierbas de hoja ancha). En Castilla y León Entre las más frecuentes dentro del primer grupo se encuentran la avena (Avena sp.), el vallico (Lolium sp.) y el bromo (Bromus sp.) (tabla 1). Todas ellas son especies muy competitivas, de germinación invernal, y que con tan sólo una densidad de 5 plantas/m2 pueden provocar pérdidas de cosecha que llegan a alcanzar el 5%. Aseguran su permanencia a lo largo de los años produciendo grandes cantidades de semilla (de 500 a 1.500, según especie) y presentando un tiempo de dormición de hasta 12 años (como por ejemplo la avena). Una de las características que hacen especialmente difícil su control es su germinación escalonada, es decir, no todas las semillas germinan al mismo tiempo, por lo que podemos encontrarnos con varias nascencias durante el mismo ciclo de cultivo.

Tabla 1: Identificación de las principales gramíneas del cereal

 

Avena sp.

Lolium sp.

Bromus diandrus

Aurículas

No

Se muestran a partir de la cuarta hoja, y pueden estar cruzadas o sin cruzar

No

Lígula

Larga, con el borde dentado

Corta, con el borde irregular

Visible con el margen dentado

Pilosidad

Puede o no presentar pilosidad en el borde del tallo y en el limbo

No

Abundante en la vaina, limbo, y en la base de la inflorescencia

Otras características

 

Coloración rojiza en el cuello

 

 

 

 Aurículas

 Lígula

Respecto a las malas hierbas de hoja ancha, en los campos de Castilla y León podemos encontrar una gran variedad de especies, siendo las más frecuentes: Sinapis arvensis (amarillas o jaramagos); Papaver rhoeas (amapolas); Veronica heredifolia (verónica); Polygonum sp. (polígono o cien-nudos); Matricaria sp. (magarza); Galium aparine (lapa); Cirsium arvense (cardo), etc. Es fundamental la correcta identificación de estas especies en sus fases tempranas de desarrollo, para así elegir la mejor estrategia de control adecuada a cada hierba.

 Sinapis arvensis (amarilla)

 Papaver rhoeas (amapola)

 Veronica heredifolia (verónica)

 

 

 

 

 

 

 Matricaria sp. magarza)

 Galium aparine (lapa)

 Cirsium arvense (cardo)

En los últimos años, malas hierbas como el bromo, la amapola o recientemente la vulpia (Vulpia sp.), han cobrado una especial importancia en el cereal. Tanto el bromo como la amapola se encuentran ampliamente distribuidas por toda la geografía peninsular, suponiendo un grave problema también en Castilla y León. El aumento de la incidencia de estas hierbas se explica por causas distintas.

En el caso del bromo su presencia se ha visto incrementada por diversas razones, entre las que se incluyen, la siembra directa, el monocultivo de cereal, las siembras tempranas, la no limpieza de los linderos, el movimiento de semilla generado por las cosechadoras, y hasta hace unos años la falta de soluciones químicas realmente eficaces. En España están identificadas diferentes especies de bromo, pero es Bromus diandrus la predominante en los campos cerealistas de Castilla y León.

En cambio, los problemas de control de la amapola se explican por la aparición de biotipos resistentes a los grupos de herbicidas que históricamente más se han usado para su control (herbicidas de tipo auxínico y los inhibidores de la enzima ALS). Para prevenir la aparición de resistencias, y lograr un eficaz y duradero control de las malas hierbas, se deben implementar programas de control basados en la integración de métodos culturales (rotación de cultivos, limpieza de maquinaria, uso de material vegetal limpio de semillas de malas hierbas), mecánicos (laboreo) y químicos (herbicidas). La aplicación de herbicidas debe realizarse respetando la dosis y el momento de aplicación que figura en etiqueta, y alternando diferentes modos de acción. 

 

En Corteva Agriscience presentamos un amplio catálogo de productos innovadores para el cereal, buscando soluciones a los principales problemas del agricultor. Entre nuestros productos más demandados en cereales, se encuentran:

 

BROADWAY Star

Herbicida para trigo que controla malas hierbas de hoja ancha y estrecha a la vez, proporcionando el mejor control de bromo.

Controla numerosas malas hierbas en post-emergencia, entre las que destacan, bromo, avena, vallico, vulpia, verónica, lapa, amapolas, magarzas, etc.

Presenta una ventana de aplicación comprendida entre las 3 hojas y los 2 ó 3 hijos de la mala hierba, aunque se recomienda aplicar antes del ahijado para obtener los mejores resultados. Debemos recordar que es crucial intervenir en las primeras fases de desarrollo de las malas hierbas ya que estas son más sensibles a los herbicidas y se evitará la competencia con el cultivo desde el inicio.

 

INTENSITY

Herbicida referencia para el control de todos los biotipos de amapola resistente y otras muchas hierbas de hoja ancha en post-emergencia.

Es compatible en mezcla con los principales avenicidas del mercado y es eficaz aún aplicado con bajas temperaturas.

 

MUSTANG

Herbicida de post-emergencia para el control de malas hierbas de hoja ancha con un amplio espectro de acción.

Es flexible y rápido de actuar, los primeros síntomas sobre la mala hierba son visibles pocos días después de la aplicación. Además combina dos modos de acción, distintos y complementarios, que proporcionan una elevada eficacia frente a la mayoría de hierbas presentes en el cereal.

 

CHARDEX

Herbicida especialista en el control de cardos y magarzas en post-emergencia. Gracias a su modo de acción sistémico, es capaz de llegar a las raíces de las malas hierbas destruyéndolas por completo. Además, CHARDEX es eficaz sobre un amplio número de especies de hierbas de hoja ancha.